Harmonica Spain > Articulos > Reportajes > La Armónica en México

La armónica en México o el instrumento olvidado


"La música, ese paraíso de los abúlicos"
E. M. CIORÁN
 

Mi nombre es Victorio Montes Silva, soy un mexicano de 28 años y radico en la ciudad de México, hace algunos años que toco la armónica y en el proceso de mi aprendizaje he descubierto que el instrumento está completamente olvidado en este país lo cual es triste.

 

No se a ciencia cierta cuando llegó la armónica a México, puesto que he revisado la historiografía correspondiente a los instrumentos musicales y hasta el momento no he encontrado datos al respecto, no obstante puedo especular que este maravilloso instrumento entró a mi país en la primera década de 1900, ya que es un hecho conocido por todos (en México, claro está) que la armónica acompañaba en 1910, a la clase oprimida en su grito "Viva la revolución", revolucionarios maderistas, zapatistas, cristeros, sin importar su credo político; todos acompañaban sus corridos con una armónica, el tipo de armónica que predominaba era la tremolo Centenario de Hohner.

 

Puede verse entonces, que el instrumento tiene ya prácticamente un siglo en México más sin embargo, aquellos que a lo largo de todo este tiempo la han tocado no han hecho gran cosa para contribuir al avance técnico del instrumento. Veo que en Europa y la unión americana existen armonicistas en todos los estilos musicales así como "Artesanos" o técnicos de armónica tales como el ya legendario Joe Filisko.
 


Uno de los aspectos que caracteriza a los armonicistas mexicanos (un aspecto nada saludable, por cierto) es su egoísmo profesional ya que no están dispuestos a compartir su conocimiento; conocimiento que es empírico en el 99 % de los casos y esto lo digo sin temor a equivocarme. Por otra parte, también están enclaustrados en un solo estilo musical lo cual ha frenado por décadas el avance de la armónica; es mi intención o quizás debiera decir mi utópica visión el crear una cultura de la armónica sustentada en un conocimiento sistemático del instrumento; claro está que no todo tiene que ser sistemático ya que la inspiración no surge de un sistema. En la armónica como en casi todo, las reglas primero hay que aprenderlas, y para progresar hay que romperlas u olvidarnos de ellas,

En mi país ha habido grandes armonicistas, no me pregunten nombres ya que yo era un infante cuando ellos estaban en su mejor momento; ahora bien si aún así insisten en conocer nombres les sugiero contactar a mi buen amigo Mario Compañet, su correo electrónico es:
elblues@mixmail.com. Mario es productor de Radio y uno de los más grandes coleccionistas de blues en México, a él debo la aparición de mi música en radio así como el estímulo para escribir el artículo titulado "Overblow y overdraw la armónica diatónica como instrumento cromático" el cual también aparece en esta página. Tengo una gran deuda con Mario ya que me ha proporcionado gran cantidad de material discográfico, material que ha contribuido a enriquecer y mejorar mi técnica.

Volviendo a los armonicistas mexicanos, en la actualidad contamos con tres hombres, existen varios más pero estos tres son los que han tenido mayor proyección en los medios masivos de comunicación; el primero es: José Cruz. Quien a mediados de los ´80s formó la banda llamada "Real de catorce", es un armonicista de excepcional calidad quien ha hecho una gira por Rusia, la Unión Americana, en donde tocó en el bar de Buddy Guy, también ha participado en el Festival Internacional Cervantino con cede en la ciudad de Guanajuato.

El segundo es: Jorge García. Miembro de la banda "Follaje"; quien por cierto abrió la presentación de Rod Piazza en México,el también ha participado en el Festival Cervantino y acompaña a la cantante Betsy Pecannins quien también es conocida en el extranjero.

Y por último tenemos a Rafael Salgado miembro de la banda "El Tri"; Salgado tiene el patrocinio de "Lee Oskar", es de hecho el único armonicista mexicano que cuenta con el patrocinio de un gran fabricante. Salgado ha compartido escenario con gente de la talla de Billy Branch.

Mi labor ha consistido principalmente en mejorar la calidad de respuesta de las armónicas, es decir que estoy trabajando en lo que llaman "customización"; así como en el desarrollo de una didáctica de la armónica, he impartido clases particulares así como grupales, las cuales me han dado la experiencia para desarrollar una mejor metodología de la enseñanza; mi premisa es que la armónica es una extensión de nuestro cuerpo, se trata de un instrumento sumamente vocal con esto quiero decir que cualquier efecto vocal que podamos hacer lo podemos aplicar a nuestra armónica.


En el título de este articulo, hablo de un instrumento olvidado y es mi intención contrarrestar esto, el instrumento no sólo ha sido olvidado, sino lo que es peor ha sido relegado a una posición secundaria y los grupos musicales, mi propuesta ha comprendido presentaciones como solista donde he interpretado desde country, blues, jazz, música folklórica de otros países, clásico, experimental y música mexicana por supuesto. Tengo tres grandes influencias; el primero es: Sonny Terry; fue al escuchar su "Lost John" que me decidí a tomar en serio la armónica, el segundo personaje es: el Suizo Roland Van Straaten, fue al escuchar su tema "Les Mysteres" que me aventuré a cambiarle la afinación a mis armónicas; un arte que ya domino completamente, así como a perfeccionar mi técnica de overblow y overdraw.

Straaten, ha tenido la amabilidad de compartir algo de su experiencia conmigo ya que hemos tenido comunicación vía correo electrónico.
 

Mi tercer gran influencia es nada más y nada menos que; Juan Sebastián Bach; y estoy tratando de incorporar a mi estilo al "diabólico italiano" Niccolo Paganini.
 

Existe la idea, junto con otros amigos de en un futuro organizar una convención de armónica, la idea principal es difundir e impulsar el instrumento ya que existe mucha gente interesada en él, el problema es que no existe difusión del mismo; como quiera que sea, la intención es sacar a la armónica del olvido en el que se encuentra.

 

Para terminar cito a Milton Blanco (con quien también he tenido comunicación vía correo electrónico): "Todos los que tocamos la armónica, somos hoy, parte de esta larga historia, seamos responsables y continuémosla, al menos por los próximos 5000 años, no pido más".

 

Puedes enviar tus comentarios a :

 

Victorio Montes Silva

victorio_silva@prodigy.net.mx

 
© Derechos Reservados harmonicaspain.com